LIV significa vida en los países
escandinavos. Este nombre
expresa el compromiso de
nuestro proyecto con la calidad
de vida como concepto integral

LIV y el arte

El arte es un pilar fundamental del proyecto que enriquece la experiencia de las personas, fomentando vivencias que estimulen la sensibilidad y la reflexión.

La obra seleccionada para la plaza es del reconocido artista Luca Benites, quien utiliza el vacío como punto de partida. En esta escultura, las placas paralelas representan nuestro transcurrir temporal; un tiempo que avanza y se escapa de nuestro alcance. Los ritmos, la sucesión de días y las huellas que nos transforman y nos hacen crecer vuelven tangible el paso del tiempo.

La obra seleccionada para la plaza es del reconocido artista Luca Benites, quien utiliza el vacío como punto de partida. En esta escultura, las placas paralelas representan nuestro transcurrir temporal; un tiempo que avanza y se escapa de nuestro alcance. Los ritmos, la sucesión de días y las huellas que nos transforman y nos hacen crecer vuelven tangible el paso del tiempo.

Un marco ideal para
una vida en conexión
con la naturaleza y
con uno mismo

Diseñado para contribuir al bienestar integral de sus residentes. Inspirado en la filosofía wellness, el proyecto propicia experiencias que nos conectan con el entorno y con nosotros mismos. En LIV, llevar una vida más saludable y más plena no solo es un objetivo posible: es un resultado inevitable.